El mundo está en continua evolución, aparecen nuevas tecnologías, nuevas formas de educación, nuevos tipos de empleos, etc. Por eso, es importante que las personas nos vayamos adaptando a todos estos cambios. Existen así diferentes cursos y talleres cuyas funciones principales son:

  • Adaptación permanente a los puestos de trabajo
  • Promoción del profesional, mejorando así su situación laboral
  • Evitar consecuencias negativas por el estancamiento

Gracias a la evolución de la que hablábamos y sobre todo a la aparición de internet, son muchas las nuevas formas existentes de llevar a cabo esta formación permanente, como por ejemplo los cursos de formación continua y profesional a distancia.

Los cursos de formación a distancia ofrecen toda una serie de ventajas que no ofrece la formación presencial, destacando la posibilidad de compaginar la formación con otras actividades profesionales ya que la formación a distancia proporciona flexibilidad horaria, pues permite acceder a la educación a cualquier hora del día, marcando el estudiante su propio ritmo de trabajo, compaginando vida laboral y personal. Del mismo modo, permite contar con grandes profesionales del sector que por motivos laborales les sería imposible impartir clase en un centro educativo.

La formación a distancia permite además acceder a estudios que no existen en tu ciudad. Superando el problema que esto supone, ya que o bien no podrás realizar dicho curso o tendrás que cambiar de lugar de residencia con el coste añadido que ello supone. El mundo online nos permite salvar estas barreras y nos pone a disposición el material de estudio necesario desde cualquier parte del mundo.

Otra de sus ventajas que podemos destacar es tanto la personalización como la actualidad, ya que el profesor se dirige a ti personalmente para responderte a todas tus dudas y consultas. Del mismo modo, el material con el que cuentes, al ser material online tendrá un contenido totalmente actualizado.

No podemos olvidarnos del precio. El hecho de no tener que contar con una ubicación física donde impartir las clases hace que la formación online sea mucho más económica y accesible para todos los bolsillos y tengan la misma validez que cualquier otro estudio presencial.

La formación permanente proporciona a los trabajadores la posibilidad de seguir formándose en su vida laboral, adaptándose a los diferentes cambios y mejorando sus cualidades y competencias para favorecer el correcto desempeño de sus tareas.

Por Olga Mallorquín Rodríguez, psicóloga y profesora de Centro de Estudios Técnicos en Sanidad