Los días 19 y 20 de Octubre de 2018 se celebró en la ciudad de Málaga el segundo Congreso Nacional del Consejo Español de Reanimación Cardiopulmonar (CERCP), cuyo lema este año ha sido «Aumentar la Supervivencia de la Parada Cardíaca es Posible«. Este congreso tiene reconocido alto nivel de Interés Sanitario por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Más de 700 profesionales estuvieron analizando cómo reducir muertes ante una parada cardíaca. Actuar con rapidez cuando se produce una parada cardiorrespiratoria es fundamental para salvar la vida de la persona que la sufre. La formación para saber qué hacer si se presenta esa situación es clave.

Por eso, el Consejo Español de Reanimación Cardiopulmonar (CERCP) reunió en Málaga a todos los sanitarios interesados para abordar las últimas recomendaciones clínicas que ayuden a aumentar la supervivencia a la parada cardíaca, junto con la formación en reanimación cardiopulmonar.

    

Los médicos, enfermos y técnicos de emergencias sanitarias que se reunieron debatieron estrategias dirigidas a mejorar la supervivencia en los pacientes con patologías tiempo dependientes, y especialmente en la parada cardiaca, donde en el 25% de los casos que tienen como consecuencia un fallecimiento podría evitarse.

La parada cardíaca es la principal causa de muerte prematura en España y en los países de nuestro entorno. En la mayoría de los casos, su origen es cardíaco y se denomina muerte súbita cardíaca. Se estima que la incidencia de la parada cardíaca extra hospitalaria en Andalucía es de 19,5 por cada 100.000 habitantes y año, de las que más de la mitad, ocurren en el domicilio.

 

La parada cardíaca es considerada la emergencia sanitaria ‘tiempo dependiente‘ por excelencia, ya que el pronóstico del paciente y por tanto las probabilidades de supervivencia, van a depender del tiempo que transcurre desde que ocurre hasta que se inician las maniobras básicas de reanimación. Podría decirse que “es una lucha contra el tiempo”. Tanto es así, que es bien conocido que el éxito de los equipos sanitarios de emergencias en la atención a la parada cardiorrespiratoria va a depender de que se hayan comenzado en el menor tiempo posible las maniobras de reanimación básica por los testigos.

    

Como se puede apreciar, ha sido una de las formaciones en las que más se ha insistido en el Congreso, junto con stands publicitarios de diversas compañías y ponencias muy interesantes. Nuestra profesora Alicia Sánchez de Academia Sanitaria (CETES) ganó uno de los concursos realizados de RCP, donde se dio un alto nivel de exigencia. Sin duda, para la academia, es un ejemplo de orgullo y de solidaridad, ya que nuestros alumnos se encuentran en las mejores manos para aprender a salvar vidas.

Tal es su importancia, que algunos partidos políticos están proponiendo implantar la reanimación cardiopulmonar (RCP) como «asignatura obligatoria» en los colegios, y prevé cursos para el personal de las administraciones públicas, empresas y universidades, además de un curso «ejemplarizante» para representantes públicos. Esperamos y deseamos que esta proposición llegue a cumplimiento de Ley próximamente.

 

FUENTES:

Consejo Español RCP.

Periódico «El Confidencial»